dissabte, 2 de maig de 2009

el cas Karst Tates

Al diari El País del 2 de maig de 2009 trobareu la notícia Muere el holandés que atentó contra la familia real on apareix una imatge amb un peu de foto que diu: "El conductor suicida Karst Tates yace tras lanzar su vehículo contra la familia real de Holanda./AP"

Aquesta foto com a lectora em treu de polleguera perquè per entendre la notícia no em cal una foto a primer pla d'un mort. Però com a periodista em fa pensar en el que ens ensenyen a les facultats de periodisme sobre Deontologia periodística.

Aquesta imatge vulnera totalment el principi de responsabilitat social en els següents apartats:

4.2.4. Dolor y aflicción
Se dan circunstancias que pueden hacer especialmente conflictiva la intrusión en la vida de las personas o el
uso de su imagen. Entre estas circunstancias hay aquellas que implican dolor y sufrimiento para las personas
afectadas. La noticiabilidad de los accidentes y las catástrofes a menudo crea situaciones en las cuales los
reporteros han de sospesar el interés que pueda tener el público en conocer los hechos y el respeto a la aflicción

4.2.5. Suicidio
Es éste un tema que puede ser considerado desde diversos puntos de vista (su grado de noticiabilidad, los
riesgos de inducir conductas imitativas, etc.). Se ha incluido aquí al considerarse que el núcleo de la decisión
de informar sobre suicidios o no hacerlo reposa en el mismo tipo de consideraciones que se pueden hacer
respecto a cualquier otro aspecto de la privacidad, y a partir de la consideración de la muerte como un acto

4.3.2. Mal gusto
Si es incierto y discutible qué es y qué no es una conducta antisocial, más lo es todavía el concepto de “buen
gusto”, sujeto a las diversas percepciones culturales, generacionales, etc. Pero sin duda existen imágenes y
expresiones que un gran número de personas consideran de "mal gusto" y que conviene, pues, que sean evitadas
como mínimo por razones de oportunidad. Pero ésta es una materia tan relativa que algunos la situarían
claramente fuera de los dominios de la ética periodística.

Suposo que el fet que aquest home hagi ocasionat víctimes mortals a part de la seva fa que la gent no tingui cap empatia amb ell, però en la meva opinió aquest tipus d'imatges no s'haurien de publicar.

Al Codi deontològic de la professió periodística de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) trobem a l'apartat I. Principios generales al seu article 7.

"El periodista extremará su celo profesional en el respeto de los derechos de los más débiles y los discriminados. Por ello debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia o a prácticas inhumanas o degradantes:

c) debe finalmente, y con carácter general, evitar expresiones o testimonios vejatorios o lesivos para la condición personal de los individuos y su integridad física y moral."








2 comentaris:

Anònim ha dit...

Conceptos tales como ética y nobleza de pensamiento, que otrora se hallaban en la más alta de las repisas de lo que por entonces se llamaba honradez espiritual en la era del agravio y de los licántropos vegetarianos no tienen razón de existir. Todos somos Karst.

Jordi Benavente ha dit...

Dec estar fotut o completament insensibilitzat, perquè a mi aquesta foto ni em molesta, ni em pertorba ni m'afecta, Eulàlia. M'ho hauré de fer mirar. Una altra cosa és que vulneri els articles que destaques del Codi (ben vist i ben tret, per part teva).